Honey Boy, la dura infancia de Shia LaBeouf

0
193

El pasado 3 de marzo se celebró durante una semana en Barcelona el Americana Film Fest, por lo que aproveché y fui a ver la nueva película de Honey Boy, dirigida por Alma Har’el, directora de cine israelí-estadounidense conocida por su documental Bombay Beach, y escrita y protagonizada por Shia LaBeouf en el papel de su padre.

Póster de Honey Boy con Noah Jupe

HONEY BOY

La película ha ganado el Premio Especial del Jurado – Drama 2019 en el Festival de Sundance y el premio a Mejor nuevo director por el Sindicato de Directores (DGA) en 2019. Cabe destacar el gran trabajo realizado por Alma a los mandos de una producción de tal magnitud.

EL PASADO DE LABEOUF

Honey Boy se basa en la infancia de Shia (Otis en la película) y en la relación con su padre, un veterano de la Guerra de Vietnam sin rumbo en la vida que personifica a un mimo y payaso de circo que va de trabajo en trabajo. A través de recuerdos y flashbacks, LaBeouf nos muestra su dura niñez, la relación que mantenía con su padre y cómo ésta se vio afectada por culpa de la agresividad y las adicciones de Jeffrey (James en la película).

Noah Jupe y Shia LaBeouf

La película empieza con el pequeño LaBeouf en un set de rodaje en Hollywood demostrando tener talento y carisma para ser un artista. Cuando no está trabajando, está en moteles de carretera al cuidado de su padre. La relación entre James y Otis se va truncando poco a poco debido a los problemas de adicción y agresividad que sufre el padre, cosa que con el tiempo acabaría afectando a su hijo. Con el tiempo, Otis ingresará en un centro de rehabilitación y recuperación debido a problemas personales en el ámbito social y profesional. La psicóloga del centro, en uno de los ejercicios de la terapia, le pide a Otis que le cuente cómo era su niñez y todo lo que le rodeaba. Poco a poco, se da cuenta que su padre James no fue una figura ejemplar.

Lucas Hedges en Honey Boy

EL ELENCO

Honey Boy es una película dura y difícil de ver donde las escenas y las explícitas conversaciones no dejan indiferente al espectador. El trabajo del actor Noah Jupe como el pequeño Otis es espectacular mientras que Lucas Hedges borda el papel del joven y agresivo Otis. Shia LaBeouf, por su parte, está irreconocible en el papel de su propio padre Jeffrey, quien menciona al final de la película mencionando una conversación real que mantuvieron años atrás.

El pequeño Honey Boy, apodo que Shia recibió de niño, vuelve a dar de qué hablar.