My Mexican Bretzel, un viaje introspectivo de Vivian Barrett

0
138

Con motivo de la celebración del D’A Film Festival de Barcelona el pasado 30 de abril a través de la plataforma de cine Filmin, aproveché para ver My Mexican Bretzel, la ópera prima de Nuria Giménez realizada a partir de found footage de súper 8 y 16 mm encontrado en el desván de la casa de su abuelo Frank A. Lorang.

El film cuenta la historia de Vivian Barrett y su marido Léon Barrett, un matrimonio de clase acomodada que filma sus vacaciones en Suiza y Mallorca. A su vez, Vivian escribe en su diario íntimo sobre su matrimonio, sus inquietudes, pasiones y deseos a través de las palabras de un tal escritor llamado Kharjappali.

Vivian Barrett filmada por su marido Léon Barrett
Fotograma de My Mexican Bretzel

LOS DIÁLOGOS AUSENTES

Una característica de My Mexican Bretzel es el sonido, o la falta de él. Un recurso que le otorga parte de la belleza que desprende. Nuria, su directora, la quiso montar en gran parte sin sonido porque quería recuperar la narración que consiguen las imágenes por sí solas y reforzar esa idea, cosa que funciona a la perfección y que consigue en el espectador la sensación de verse envuelto en el relato introspectivo de Vivian. Los pocos efectos sonoros nos sitúan en el espacio y tiempo donde transcurre el relato.

Otra característica del film son los escritos de Vivian utilizados a modo de subtítulos que dotan a los protagonistas de unos nombres, pasados e inquietudes. En este caso podrían hacer la función del sonido, ausente en la película. Los subtítulos nos brindan la información que nos falta para completar la historia que se nos cuenta a través de las imágenes y la ayuda para comprender a los protagonistas que se ven en ellas.

Una combinación de recursos que conceden a My Mexican Bretzel de una autenticidad increíble.

Léon Barrett desayunando en el jardín
Fotograma de My Mexican Bretzel

¿REAL O FICTICIO?

Muchos se preguntan si Vivian Barrett fue la abuela de Nuria Giménez, si Léon y su mujer realmente existieron, si son ficticios,… My Mexican Bretzel se nutre de la verdad y la mentira que consiguen las imágenes y de la voluntad por parte del espectador de querer creer o no lo que se está viendo. Sin lugar a dudas es un relato cálido y cercano que se muestra muy real y humano.

La película compitió en la sección Un impulso colectivo 2020 en el D’A Film Festival, en el Festival Internacional de Cine de Gijón en el año 2019 y en el International Film Festival Rotterdam 2020 ganando el Premio Found Footage. El público del D’A Film Festival la votó a través de la plataforma Filmin como la mejor película del festival.

DIÁLOGOS #DA2020: NURIA GIMÉNEZ «MY MEXICAN BRETZEL»

Sin duda My Mexican Bretzel es una joya audiovisual auténtica y llena de vida merecedora de un visionado obligatorio al menos una vez en la vida.

 

«La mentira es solo otra forma de contar la verdad»