Crítica de Zombieland: Mata y remata

0
145

Pues el mismo título ya nos avisa de lo que vamos a encontrar en esta secuela: “mata y remata” o, si lo preferimos, más de lo mismo. Y esto no es ni bueno ni malo.

La película no engaña. Zombieland: Mata y Remata nos trae de nuevo aquel mundo apocalíptico, sangriento y, a la vez, divertido de la primera película que se estrenó en 2009: mismo mundo, mismas motivaciones, mismas reglas y, por supuesto, mismo actores y mismo director.

Crítica de Zombieland: Mata y remata

Hace diez años Bienvenidos a Zombieland (Zombieland 2009) se convirtió en una película de culto que creó unas reglas y unas frases cuyos fans aprendieron casi religiosamente. Ahora, Zombieland: Mata y remata (la segunda regla de Columbus como muchos sabéis) vuelve a llevarnos a ese mundo con pocas sorpresas y algún que otro guiño a la primera película.

Sinopsis: Diez años después los cuatro cazadores deben luchar contra nuevos tipos de zombis que han evolucionado desde la primera película, así como nuevos supervivientes humanos. Pero por encima de todo, se tendrán que enfrentar a los problemas de su alocada e improvisada familia.

La mayor virtud y el mayor problema de esta película es que es una secuela. Es una virtud porque gustará a todos los que disfrutaron con la primera: el humor es el mismo, la sangre aparece en la misma cantidad y un buen montón de escenas divertidas. Los cuatro protagonistas son una familia disfuncional, pero familia, al fin y al cabo, y muchos quieren seguir viendo a esta familia en acción.

Columbus, Tallahassee, Wichita y Little Rock siguen siendo los mismos (con diez años más eso sí): eso significa que llevan 10 años conviviendo entre ellos y comienza a llegar la rutina. Por eso aparecen nuevos personajes muy divertidos algunos como la cabeza hueca de Madison, interpretada por Zoey Deutch, o los increíbles (y poco singulares) Alburquerque y Flagstaff, interpretados por Luke Wilson y Thomas Middledictch. Mientras que el chiste de Madison resulta muy repetitivo, por suerte no cometen el mismo error con los otros dos cazadores de zombis. La otra incorporación es Rosario Dawson, fantástica en su papel de Nevada.

Crítica de Zombieland: Mata y remata

Es una película que se ve muy fácilmente pero a la que le falta una chispa de genialidad que sustituya la sorpresa que tuvimos con la primera. Tiene un buen ritmo y nada más empezar entramos en ella como si nos reencontráramos con unos viejos amigos. Pero es el último tercio de la historia el que pierde bastante de ese humor y de ese ritmo.

Su mayor problema es ser una secuela pero una secuela tal vez demasiado tardía. Diez años son muchos para volver a revisitar un mundo de comedia (zomedy la llaman desde la productora) ¿Y por qué han tardado tanto en realizarse esta segunda parte?

LEER MÁS  CronoCrítica: Spider-Man: Un Nuevo Universo

Bienvenidos a Zombieland costó 23,4 millones de dólares y recaudó más de 100 millones en todo el mundo, de los cuales casi un 75% fue recaudado en Estados Unidos, buenas cifras para “tirarse de cabeza” a por una secuela. Pero no tanto tiempo después.

Crítica de Zombieland: Mata y remata

Dice Fleischer que este retraso se debe a dos motivos principalmente. Por un lado, querían tener una buena historia “no podemos entrar en esto a menos que tengamos una que sea al menos tan buena si no mejor que la original». Lo cierto es que la historia es tan buena (o simple y efectiva) como la primera: tenemos nuevos tipos de zombis, nuevos y graciosos personajes y una peregrinación a Graceland (con esto han ganado mi corazoncito de fan de Elvis).

Este guión, según Fleischer, debería ser aprobado por el elenco original. Eisenberg dijo que “probablemente hubo 10 guiones en los últimos 10 años, pero ninguno parecía digno de hacer una secuela” si queremos creerle, claro.

Por otro lado, la otra razón para este retraso es que debían volver a juntar al elenco original, y no fue fácil. En estos diez años los que los actores han evolucionado y envejecido, han sido nominados al Oscar y alguno incluso lo ha ganado, los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick escribieron Deadpool, mientras que el director Ruben Fleischer dirigió Venom.

El caso es que esta secuela llega tarde. Como película de culto que fue su antecesora, los fans irán a verla y a reírse como hace 10 años, pero no conseguirán tan buena taquilla como entonces porque para el resto del público Bienvenidos a Zombieland no es más que un agradable recuerdo que no merece la pena volver a vivir

Crítica de Zombieland: Mata y remata

Zombieland: Mata y Remata duplica todo lo que pudimos ver en la primera pero no resulta repetitiva ni cansina sino divertida, entretenida y con buen ritmo en casi su totalidad. Es decir, no esperéis nada nuevo (al menos nada realmente importante) pero tened por seguro que si la primera os gustó, ésta os gustará. Porque está llena de guiños y de autoparodia, pero me temo que eso no será suficiente, por desgracia.