12 hombres sin piedad

    La vida está en sus manos. ¡La muerte en sus pensamientos!

    0
    160
    Poster for the movie "12 hombres sin piedad" © 1957 United Artists − All right reserved.
    Editores
    9.5
    Usuarios
    8.0
    Drama
    Dirección:  Sidney Lumet
    Cast:  Henry Fonda, Martin Balsam, John Fiedler, Lee J. Cobb, E.G. Marshall, Jack Klugman, Edward Binns, Jack Warden, Joseph Sweeney, Ed Begley, George Voskovec, Robert Webber, Rudy Bond, James Kelly, Billy Nelson
    PG Duración: 95 min Estreno: 25 marzo, 1957
    Dale al play para escuchar el podcast:
    Tras escuchar todos los testimonios y valorar las pruebas presentadas, un jurado popular compuesto por doce hombres tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un joven acusado de haber matado a su padre. Al principio, once están completamente convencidos de su culpabilidad y se inclinan por la condena, pero el que discrepa empieza a plantear dudas razonables que, poco a poco, van resquebrajando la inicial seguridad de los demás. Alabadísimo debut cinematográfico de Sidney Lumet.

    Reseñas

    Con la venia del Director...

    7 noviembre, 2019

    En esta prodigiosa muestra del género conocido como «Drama judicial», Sidney Lumet nos presenta un retrato del sistema judicial estadounidense. El resultado de más de 200 años de historia judicial nos es mostrado a través de 4 paredes, y 12 individuos, cada uno más representativo del paradigma estadounidense que el anterior que, en poco más de hora y media, le muestran al espectador uno de los más fundamentales pilares el poder judicial americano: el jurado.
    La cinta, a través de interpretaciones magistrales como la de Henry Fonda o Jack Warden, expone el lado humano de un sistema judicial imperfecto, atrapando al expectador desde el minuto uno, haciéndolo partícipe de la indecisión de los jurados. ¿Lo hizo? ¿No lo hizo? Esta duda nos acompañará durante toda la película, se darán argumentos a favor de la culpabilidad y en contra, será nuestra elección la de con qué jurado simpatizar, francamente, la sociedad entera se encuentra representada en esa sala.
    A día de hoy, un clásico entre los clásicos, película de renombre entre los juristas y entre los cinéfilos. Para mí en particular, una de mis películas favoritas.

    A aAntón

    Danos tu opinión